¿Quieres IMPORTAR? Aquí te decimos paso a paso cómo

(PARTE 1 DE 5) Muchos de los problemas que se presentan en las operaciones de importación, especialmente cuando se trata de la primera operación que se realiza, se deben a un desconocimiento del procedimiento a seguir y los requisitos a cumplir para una correcta importación.




Podemos identificar de manera general 4 etapas en las que se desarrolla una operación de importación:
 
1. Negociación comercial
• Selección de proveedores
• Proceso de compra para importar
• Contrato de compraventa
• Términos de la Cámara de Comercio Internacional (Incoterms®)
• Formas de pago​ 
 
3. Procedimiento de Importación
• Aduana de entrada
• Aduana exclusiva
• Régimen aduanero
• Abandono de mercancía
• El Agente Aduanal
• Actos previos al despacho
• El despacho de importación
• Retiro de la mercancía

 
2. Antes de la importación: planeación y preparación
• ¿Puedo importar?
• ¿Qué producto voy a importar?
• ¿Qué origen tiene esta mercancía?
• ¿Cómo va a llegar el producto a México


 
4. Después de la importación
• Facultades de comprobacion de la autoridad
• Conservar la documentacion
• Corrección de datos en el pedimento
• Copias certificadas de pedimento
 

NEGOCIACIÓN COMERCIAL

En esta etapa inicial para realizar una importación el interesado en traer productos a nuestro país realizará la negociación comercial con el vendedor en el extranjero, así como establecerá condiciones de compra-venta y financiamiento.

Selección de proveedores
Una de las principales preocupaciones de los interesados en importar, es encontrar a un buen proveedor, que sea confiable.
Una buena idea para encontrar buenos proveedores es acudir a ferias, ya sea generales o específicas de su sector. En este tipo de eventos no solo podrán conocer proveedores potenciales, sino comenzar un proceso de comunicación directa con ellos. El hecho de haber visto en persona al proveedor, suele darte una mejor idea de qué tipo de empresa es, qué solvencia tiene, etc.

Proceso de compra para importar
Una vez que se tenga claro a quién le podría comprar, empieza el proceso de negociación, el cual puede ser rápido o largo, dependiendo del tipo de producto, país del proveedor, etc.
Se sugiere tener presentes los siguientes elementos al momento de la negociación:

Contrato de compraventa
Un contrato es un acuerdo de voluntades entre dos o más partes, que genera derechos y obligaciones. Hay un contrato internacional cuando una o más personas físicas o morales están domiciliadas en diferentes países.
En el intercambio comercial internacional, es una práctica común que las negociaciones sean informales, lo que no las invalida ni impide que sean concretadas las operaciones, pero para evitar riesgos siempre es bueno plasmar las reglas de la relación comercial a través de un contrato.
Antes de realizar una transacción comercial internacional, las partes (empresario mexicano y extranjero) deben negociar los términos y las condiciones contenidas en un contrato y consignarlos por escrito.

Términos de la Cámara de Comercio Internacional (Incoterms®)
Las Reglas Incoterms® establecen normas claras para los compradores y vendedores, en cuanto a delimitación de derechos y responsabilidades, así como la identificación de costos, documentos y tareas necesarias para la entrega de la mercancía hasta el lugar convenido, de forma que se eviten incertidumbres derivadas de las distintas interpretaciones en los diferentes países.
Las Reglas Incoterms® 2010 involucran 11 términos, que van desde las obligaciones más sencillas para el exportador, tales como dejar la mercancía en su fábrica para que el comprador la recoja (o sea, término EXW ), hasta compromisos más complicados, como la entrega de la mercancía, por parte del exportador, en la puerta del comprador (término DDP)

 



Formas de pago
En el comercio internacional se cuenta con varias formas para realizar o recibir los pagos de las mercancías.

Pago Anticipado: El pago anticipado es un sistema que permite al vendedor recibir el pago de la mercancía antes a que esta llegue a manos del comprador, por lo tanto el fabricante podrá cubrir los gastos que se le presenten al despachar la mercancía. Este sistema no es muy conveniente cuando se va a comenzar una relación comercial con cierta empresa, puesto que representa un alto riesgo para el comprador, por eso se recomienda que se adopte esta modalidad solo en casos muy específicos, por ejemplo, cuando solo haya un vendedor de cierto bien.

Pago directo: Se llama pago directo cuando el importador paga al exportador el valor de la mercancía por medio de una entidad bancaria la cual no realiza ningún tipo de  intervención en el proceso de exportación; generalmente el pago directo se utiliza cuando el importador ha acordado con el exportador pagar la mercancía al contado. Dentro de este medio de pago se manejan varias opciones como lo son: cheque, orden de pago, giro o transferencia.

Cobranza Documentaria:  En este sistema de pago el exportador entrega a una entidad financiera documentos financieros (letras de cambio)  y/o comerciales (facturas, listas de empaque, documentos de transporte, entre otros), con el fin de que dichos documentos lleguen a manos del comprador cuando el vendedor se lo indique a la entidad financiera correspondiente como contra pago o contra aceptación, es decir, previo pago y/o aceptación de una letra de cambio por parte del importador; dentro de la cobranza documentada se distinguen dos tipos de situaciones: el documento contra pago y el documento contra aceptación. La intervención de uno o más bancos no constituye una garantía para el cumplimiento del los acuerdos o pactos que se hayan estipulado entre vendedor y comprador.

Carta de Crédito: La carta de crédito es un contrato en el cual un comprador en el exterior contacta a un banco en el exterior para que dicho banco realice el pago al exportador por medio de una entidad financiera ubicada en el país de residencia del vendedor. La carta de crédito es el medio de pago más apetecido en las negociaciones comerciales a nivel internacional, puesto que presenta condiciones de equilibrio y garantías para las dos partes.

Por su gran uso en la práctica moderna, la carta de crédito se ha convertido en un pilar fundamental del comercio internacional; en otras palabras, en una verdadera institución, pues entre las diferentes formas de pago es la que, sin duda, brinda la mayor seguridad a las partes: al exportador, de que cobrará en su plaza, y al importador, de que recibirá la mercancía en el punto acordado.

De manera muy general, se clasifican de la siguiente manera por su nivel de seguridad:






 
CONTÁCTANOS, ESTAMOS PARA SERVIRTE
EMPRESAS DEL GRUPO